jueves, 1 de octubre de 2015

¿Qué tan fácil es robar un cajero o una cuenta bancaria?

Cargando...
Ciberdelincuentes. Imagen tomada de: Diario TI.

Sumada a los problemas de fleteo y asalto que enfrentan las entidades bancarias, la amenaza de los piratas informáticos crece a pasos agigantados. Actualmente, las bandas de ciberdelincuentes atacan directamente los bancos por una simple razón: ahí es donde se encuentra el dinero.

Los datos personales sensibles y de valor que mantienen instituciones financieras como bancos comerciales y de inversión, así como compañías de seguros, son algunos de los objetivos más atractivos para los hackers maliciosos y delincuentes cibernéticos. “Este riesgo se ha intensificado en los últimos años en la medida en que cada vez hay más servicios financieros minoristas que operan online y crece la actividad comercial electrónica”, expresa Mark Hughes, de BT Seguridad.

El más reciente ataque es sorprendente. De acuerdo con la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab, hackers desarrollaron un sistema malicioso que es capaz de vaciar el dinero de cajeros automáticos infectados. Aunque este tipo de virus es común entre los atacantes, lo que no deja de sorprender es el radio de daño que puede alcanzar.

Su funcionamiento es más sencillo de lo que se podría pensar. El virus, una vez instalado, hace que el cajero automático muestre un mensaje de ‘fuera de servicio’ en la pantalla. Mientras los clientes regulares no podrán utilizar la sucursal, los atacantes ingresan claves correctas y en cuestión de minutos pueden sustraer todo el dinero que está almacenado.

Sin duda, lo más peligroso de esta amenaza, que se replica en cajeros de cualquier ciudad del país, es que no deja rastro para los investigadores. “Aunque por ahora el malware sólo ha sido detectado en México, se anticipa que también se empleará en otros países de la región”, aseguró Costin Raiu, director del equipo de análisis de Kaspersky Lab. 

El analista Fabio Assolini explica que los criminales de la región, especialmente en México y Brasil, están organizados y generalmente operan con cibercriminales de otros países buscando infectar al mayor número de cajeros automáticos. “Ellos emplean su conocimiento local con técnicas de malware exportadas de los países de Europa del Este para crear ataques locales únicos,” expresó Assolini.

Además, lo que empeora esta situación, según el experto, es que la mayoría de los cajeros automáticos todavía corren en sistemas operativos antiguos que son fáciles de infectar, como Windows XP o Windows 2000.

Cuentas bancarias, otro foco

En lo corrido del año ciberdelincuentes se robaron más de medio millón de euros de cuentas bancarias. El control por parte de los bancos es constante, sin embargo, los delincuentes cada vez se especializan más en las amenazas. 

La empresa Eset alerta sobre la modalidad de modificaciones silenciosas del sistema. Se trata de amenazas bancarias que cambian el sistema sin que el usuario se dé cuenta. El virus realiza cambios directamente sobre el sistema de manera “automática”. La víctima termina en una página falsa entregando credenciales como cuenta y contraseña.

Tomado de: Semana

1 comentario:

  1. En el contexto actual donde cada vez son mayores las amenazas, es acertado hablar de la inseguridad de la información. Ante este panorama se deben aumentar los esfuerzos para corregir las vulnerabilidades y prevenir la materialización de amenazas, sin embargo, ante la posibilidad latente de ser victimas, se debe trabajar en paralelo en reforzar nuestra capacidad de reacción para la atención de incidentes. En este artículo vemos como las Entidades bancarias también se encuentran vulnerables.

    ResponderEliminar